Puesta de largo de la Fundación Ángel Nieto

Puesta de largo de la Fundación Ángel Nieto

El pasado viernes 4 de mayo tuvo lugar el acto público de presentación del proyecto de la Fundación en el recién renombrado Circuito de Jerez-Ángel Nieto. El entorno y el contexto no pudieron ser más especiales y emotivos: en las horas previas al Gran Premio de España de Motociclismo, en la “catedral” mundial de las motos y, como sonido de fondo, el rugido incesante del motor sobre el asfalto icónico de Jerez en plenos entrenamientos para la prueba del domingo. Todo respiraba pasión por las motos, todo evocaba un recuerdo ensordecedor de Ángel, su figura, su dimensión, su grandeza. Su presencia.

La Fundación Ángel Nieto fue presentada por sus hijos, Gelete y Pablo (presidente y vicepresidente, respectivamente, al tiempo que fundadores) y Hugo, quienes recordaron con emoción a su padre. Estuvieron acompañados por Jorge Martínez “Aspar” y Carmelo Ezpeleta, patronos de la Fundación, quienes recordaron al legendario piloto por todo lo que significó para el mundo de la moto y por la emoción que suponía el primer Gran Premio en Jerez sin él. También asistieron otros patronos, muchos amigos y conocidos y diversos medios de comunicación que acudieron a cubrir el acto.

 

Gelete y Pablo Nieto explicaron cómo, emocionados por todo el cariño que recibió la familia tras el fallecimiento de Ángel, decidieron emprender este proyecto de la Fundación, con el objetivo de devolver a la sociedad el apoyo recibido, trascender en el propio tejido social y cuidar el legado de valores humanos y deportivos que dejó Ángel.

También señalaron que los proyectos y acciones que apoyará y liderará la Fundación tendrán como destinatarios dos colectivos directamente relacionados con el Maestro: los accidentados de tráfico y los deportistas jóvenes, especialmente, del ámbito del motociclismo.

Y revelaron algún detalle del proyecto más emblemático e ilusionante de  la Fundación, que aún está en una fase muy inicial: la reconstrucción del Museo Ángel Nieto en Madrid, como lugar de encuentro de todos los que le quieren, le admiran y nunca le olvidarán.

El acto se enmarcó en un fin de semana de homenajes al Maestro, en el que se anunció de forma oficial el cambio en la denominación del trazado jerezano, que pasa a llamarse Circuito de Jerez-Ángel Nieto y se descubrió un busto en su honor, entre otros muchos momentos de recuerdos y emoción organizados y espontáneos.

La Fundación echó a rodar en Jerez pilotada por el espíritu de Ángel Nieto. Detrás, el impulso de tantas y tantas personas aportando su cariño y su apoyo a todo gas. Aquí comienza nuestro camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *